Slim y las siete plagas

 

(Ap. 54:1) Vi en el Senado otra señal, grande y admirable: un ángel regordete llamando por cobrar, con eso de “el que llama paga”, y otra tierna y salvaje. La segunda, como león trasquilado, dispara al primero, le llama su cuate. No regordete, sino ya es slim, él no se detiene porque tiene las siete plagas postreras; porque en ellas se consume la ira de los mercados. Y dice:

Os condeno por una especulación con el petróleo, la especulación con los alimentos, los commodities en general, porque no había que dar nada y se creó una serie de jugadores, apostadores, neófitos, muchachos que llegaban creyendo que todo iba a ser para arriba y para siempre, y apostaban y apostaban. Y esto es lo que estamos pagando.

Condeno los excesos de las instituciones financieras, los grandes excesos que tuvieron en sus políticas liberales, neoliberales con falta de todo sentido de cuidado, principalmente el gobierno de Estados Unidos. Y, obviamente, las consecuencias vienen en las decisiones de la falta de regulación y supervisión de las instituciones financieras internacionales, creando nuevos instrumentos y derivados, en que su factor principal es lo que llaman “apalancamiento”, la posibilidad de hacer con 1 peso, 20 o 30 o 50.

Condeno la atención a los dogmas, después de 26 años de fracaso, todavía encuentran nuevas fórmulas y nuevos culpables para justificar que no es, aunque los que han sido más importantes lo han reconocido, como Williamson; yo creo que además, en esta situación de estos últimos años, hemos hecho chica a la clase media, la hemos afectado mucho.

Reconoce a Satán -él quiere salvar a sus hijos todas las gallinas:

Pensamos que la inversión extranjera es maravillosa, parece que fuera donativo. La inversión extranjera no es un donativo. La inversión extranjera viene porque estamos ofreciendo buenas utilidades. Las empresas modernas son los viejos ejércitos. Los ejércitos conquistaban territorios y cobraban tributos. Las empresas conquistan mercados y cobran dividendos, regalías, royalty, transferencias de equis y de ye y de zeta.

Y como lo ha hecho Estados Unidos desde la doctrina Monroe, desde Poinsett a la Colonia, ayudando a la independencia para controlar las economías y los mercados nuestros, hasta la fecha.

Presagia las plagas, las describe:

No cabe duda que el producto interno bruto mexicano se va a desplomar, se va a caer, va a ser negativo, ya desde el último trimestre del año pasado, no sabemos cuánto dure, pero va a ser muy fuerte el efecto. Ahí es donde yo digo: el producto interno bruto va a ser negativo, va a ser sustancialmente negativo por la caída del petróleo y de la exportación, entre otras cosas, y las consecuencias también internas.

Pero, aparte del concepto el comercio internacional se va a caer el empleo, va a haber mucho desempleo, va a subir el desempleo como no teníamos noticia en nuestra vida personal —sólo historia de los 30—; van a quebrar las empresas, muchas chicas, medianas y grandes; van a cerrar los comercios, va a haber locales cerrados por todos lados, van a haber inmuebles vacíos. Es una situación que va a ser delicada. No quiero ser catastrofista, (pero aquí les va pelones) hay que prepararse para prever y no estar viendo las consecuencias después y estar llorando.

Pero nos guía, nos tiende el sarape para atizar el fuego:

Yo creo que como hicimos el 31, hay que retomar nuestras decisiones, hay que ver qué modelo necesitamos tener, cómo debe operar, cómo vamos a salir de esta crisis. Tenemos que salir más fuertes de esta crisis. ¿Cómo? Creando capital humano y físico. Si tenemos un buen capital físico, el capital humano va a ser muy importante.

Se impulsa mucho el empleo a través de las Pymes, todos sabemos eso. Pero también hay que atender nuestro sector agropecuario que puede estar un poco descuidado y, por supuesto, la infraestructura. Y lo más rápido, más efectivo y que genera mayor empleo que la infraestructura y que la construcción misma de la infraestructura —que es fundamental— es el mantenimiento de la infraestructura. Para eso no hay que esperar el plan, el proyecto, la ingeniería, ni el derecho de vía, ni tal ni tal. Ése se hace de un día a otro.

Las escuelas, hay 30 mil escuelas en mal estado. Hay que arreglarlas, hay que modernizarlas, hay que llevar ventanas, baños, techos, pinturas, que están realmente en deplorables condiciones;, igual hacerlo en los hospitales, en los centros de salud, en las oficinas de gobierno, en las zonas arqueológicas, cuidando la biodiversidad, el ambiente, etcétera.

Se discute muchas veces entre riqueza e ingreso. No que la riqueza sea privada, colectiva, pública; tiene que manejarse con eficacia para crear más riqueza, y su fruto, que es el ingreso; tiene que tener una mejor distribución del ingreso.

Y vemos cómo se puede, sin duda, una de las formas de mejorar la distribución del ingreso es con educación, es con empleo, y buen empleo. La educación no solamente tiene la ventaja de formar capital humano, sino que es mejor oferta. El que tiene buena educación tiene mayores alternativas de trabajo.

Que no se usen los monopolios del Estado para sustituir la recaudación fiscal. Que no se suba la energía como se ha estado haciendo para recaudar fiscalmente. Que no se use la gasolina para recaudación fiscal. Ese acuerdo debe estar aparte. Deben ser empresas que se manejen con autonomía y fuera del presupuesto, para evitar que cuando se autoriza un ingreso no se sube un punto en la red o tal o tal y se le suben los precios y se tiene esa recaudación.

Por último, les quiero decir aquí, como hay varias cosas que han tenido que ver. Lo que dicen los Estados Unidos dicen: vaya a América. Compra en América. El ministro Sebastián, de la industria española dice: “ya hay algo que nuestros senadores pueden hacer por su país, que es apostar por España, por nuestros productos, nuestra industria y nuestros servicios”. Apostar por nosotros mismos. Está empezando a haber un nacionalismo económico para el consumo de Estados Unidos. Ojalá y para nosotros no sea “sell-México”, “vendamos México”.

Vi un querubincillo caído, abofado y melancólico. Lozano del trabajo, y de todo lo que pueda, dijo. “No lo creo” -desafió al ángel del teléfono. “Pus, ¿quién es usted? Sólo porque sale en Forbes le hemos de seguir”. “No sólo en Forbes” -reprendió un grillo por ahí, “sino de los de hasta arriba, de los de hasta arriba”. Y yo bajé la vista, ¿quería reír o quería llorar? ¿A quién he de creer? Difícil decisión. Mientras el querubincillo junto con cuatro ratones brindaba y decía: “Si no hemos chocado, aquí todo está… tranquilamente”.

{2} Por último vi también como un mar de senadores mezclados con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia, es decir, ninguno, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con los hummers de dicha bestia Elba Esther. {3} Y cantan el cántico de Lozano siervo de Calderón, y el cántico del Consenso de Washington, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Ortiz; justos y verdaderos son tus caminos, FMI. {4} Pero ¿quién no te temerá, oh Obama, y glorificará tu nombre?, pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, aunque en tus jugos te has quemado. Después de estas cosas miré, y he aquí fue abierto en el Senado mexicano el templo del tabernáculo del testimonio; {6} y del templo salieron los dos ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de Boss y Prada, y ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro (Cartier). {7} Y uno de los cuatro ratoncillos dio a los siete ángeles siete boletos para los hummers, llenos de galletas de animalitos. {8} Y el palacio se llenó de humo , y por su poder; y nadie podía entrar hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas.

One thought on “Slim y las siete plagas

  1. Que bueno que ya escribes sin pies de páginas….y que bueno que Slim dijo lo que dijo. No dijo mentiras, y lo que no dijo es tan obvio que es como si lo hubiera dicho.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s