“Libre comercio” según Estados Unidos

Después de 100 días de administración, hay señales de que Barack Obama está decidido a demostrar en el corto plazo que cumplirá sus promesas de campaña; lo cual, como un servidor había escrito, no necesariamente es lo mejor para México y Latinoamérica. La visita del presidente de México a Washington y la de Obama a Canadá me pareció una oportunidad para enmendar los pronunciamientos que el presidente de la esperanza hizo con referencia al Tratado de Libre de Comercio de Norteamérica y a los derechos de los migrantes mientras competía por el puesto. Pero no, no fue así. Washington tomó el camino rápido para reabrir el debate sobre la utilidad del TLC, como Obama lo había prometido, al respaldar nuevamente el cierre de las fronteras al transporte de carga proveniente de México.

 

Tomada de http://www.hyscience.com

La medida no es nueva: comenzó a finales de los 90´s, en las supinas etapas de apertura comercial a raíz del TLC, cuando EEUU prohibió la libre entrada de tráileres mexicanos a su territorio al argumentar que el deteriorado estado de los mismos causaba alto niveles de contaminación y pidió la renovación de casi la totalidad de las unidades. La violación al TLC por parte de los EEUU contra productos mexicanos ha sido sistemática desde su inicio.

Ahí está por ejemplo la prohibición al acceso de aguacate por razones fitosanitarias, que en realidad tuvo/tiene razones proteccionistas de productores de California. La reticencia para la compra de azúcar de caña. La prohibición del acceso de queso por supuestos problemas de salud. Esto por supuesto se suma al largo, largo embargo del atún, justificado por la Suprema Corte de Justicia gringa con la “alta tasa de delfines que los navíos mexicanos atrapaban en el proceso de pesca”. Desde su inicio, las instituciones mexicanas han recurrido a diversas instancias para refutar dichas acusaciones, infructuosamente, a pesar de contar con evidencia. El año pasado se prohibió la compra de jitomate mexicano alegando un brote de salmonelosis. Ante la imposibilidad de autoridades gringas de comprobar esto, pasaron la prohibición al chile jalapeño. El colmo de la situación fue cuando Terminator prohibió la entrada de dulce mexicano en California “por los altos índices de plomo”.

 

¿Llegará el momento en que el mundo efectivamente pueda reaccionar ante la parcialidad de Estados Unidos en cuanto a honrar los acuerdos (comerciales)? Por lo pronto, el gobierno de México ha autorizado el incremento de aranceles a productos gringos ante la última determinación de Washington, la cual, incluso fue criticada por John McCain. Lo cual no es ninguna sorpresa ya que el senador se ha pronunciado en diversas ocasiones a favor del TLC al igual que lo ha hecho con los derechos de los migrantes junto con Edward Kennedy. Mientras que las declaraciones de Obama sobre ambos temas han sido tachados de populistas y xenofóbicos incluso por medios estadounidenses.

Como nota final diré que no soy partisanismo de ningún ala, ni demócrata ni republicano, ni rojo ni azul. Simplemente como muchos, estoy harto del sofismo gringo cuando se trata de jugar honestamente con todas las cartas sobre la mesa en la democracia, en la globalización y en el libre mercado. Elemento que seguramente terminará precipitando el fin de la hegemonía comercial de Estados Unidos en el mundo, el cual se veía tan lejano cuando se negoció el TLC a mediados de los 90´s.

One thought on ““Libre comercio” según Estados Unidos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s