El capitalismo: ¿se pierde o se transforma?

Luz María Silva, profesora de Estudios Generales del ITAM (México), dice en Latinoamérica… puede:

¿La crisis está matando al capitalismo, como dicen los manifestantes en la City, el barrio financiero de Londres, la víspera de la Cumbre del G 20? No. Lo está cambiando: está dejando atrás la producción masiva, el empleo generalizado, el consumo desenfrenado, la indiferencia a la productividad y la competitividad.

Robada de El Universal

Robada de El Universal

La Cumbre del G20 es una reunión de un día los gobernantes de 19 países más la Unión Europea. Es un Club del poder económico. No es un lugar para decidir, es la reunión de caras sonrientes que ocultan arduas negociaciones tendientes a atajar las consecuencias de los excesos del capitalismo, los daños políticos de las quiebras, de los problemas. Pregonan la búsqueda de una respuesta global, sabedores que cada quien defenderá con los dientes su agenda e intereses.

Dentro de la lluvia de declaraciones, el Presidente Lula de Brasil habla de un sistema financiero ligado al sector productivo. Su planteamiento es interesante. ¿Por qué los analistas se lamentan que la gente ahorre en vez de consumir? ¿No es más útil entender por qué lo hace? ¿Qué tendencias surgirán de ello? ¿Volverá el sistema financiero a apoyar la producción y no sólo al consumo?

El Grupo de los 5, G5, formado por China, India, Brasil, México y Sudáfrica es la parte del G20 que busca industrializarse. El reto abre infinidad de oportunidades si tenemos la flexibilidad necesaria. Esa industrialización no será como la que veía Marx en el Londres de 1848: el proletariado de hoy ya no se llena de hijos (prole), y tiene mucho más que sus cadenas que perder.

Nuestra industrialización, si estamos dispuestos a aprovechar la oportunidad, será mucho más orientada a la información que la industrialización anterior. En un mundo en el que con ayuda de una computadora se cortan los troncos de árbol para evitar el desperdicio y se hacen tablones exactos, se tecnifican los aserraderos, no desaparecen, como no desapareció la agricultura cuando surgió la primera industrialización.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s